Qué pasa con la grasa tras una liposucción

obesidad corporacion dermoestetica

Después de someterse a una liposucción, una vez eliminados los acúmulos grasos localizados, la piel debe adaptarse al nuevo contorno corporal a expensas de sus propiedades elásticas.

Es por esto que cuanto más elástica sea la piel, mejores resultados se darán y normalmente esta capacidad es mejor en personas jóvenes, ya que la piel va perdiendo elasticidad con el envejecimiento, según afirma el Director Médico de Corporación Dermoestética, el Dr. Jaime Lerma, cirujano plástico, estético y reparador.

Después de la operación se produce un edema (hinchazón) que empieza a reabsoberse a la cuatro semanas. Por esto es necesario llevar -como mínimo durante este tiempo – una prenda de compresión elástica y tomar, si es necesario, medicación para combatir la retención de líquido.

Los resultados de una liposucción no pueden evaluarse hasta pasados tres meses y el resultado definitivo se observa una vez transcurrido el año, apunta el Dr. Lerma.

 Después de esta intervención se deben adquirir hábitos saludables y hacer ejercicio para mantener los resultados a largo plazo, si no, puede engordarse, aunque, eso sí, con un contorno más armónico.

Por eso, el Director Médico de Corporación Dermoestética aclara que, aunque la grasa (adipocitos) eliminados por la liposucción no vuelven a reproducirse, los que han quedado pueden engrosarse más y más, si uno no cuida su alimentación ni realiza ejercicio, y volver a recuperar el volumen perdido tras la liposucción.