Una ayuda para las dietas: el Fucus

Es ya conocido desde la antigüedad las propiedades diuréticas y saciantes del Fucus. Es una buena asociación ante una dieta de adelgazamiento. Esto unido al ejercicio físico, es indudable que ayuda y mucho en el rebaje de esos kilos ganados.

Pero debo insistir en el control de la alimentación, como la base primordial en la lucha contra el sobrepeso y la obesidad. La modificación de esos errores nutricionales que nos han llevado al exceso de peso es la base de todo.

Pensemos en la homeopatía, en la fitoterapia, etc., como complementos a una educación nutricional, no como la base o el factor más importante. Pensemos en que hay a veces contraindicaciones médicas ante la toma de un determinado producto que puede colaborar en la pérdida de peso. Igualmente pensemos que no vamos a estar toda la vida tomando estos productos.

Por ello mi propuesta es centrarnos en modificar los errores nutricionales y corregirlos para siempre. Indispensable también el incremento de la actividad física y por último recordar que debemos ingerir una cantidad de líquidos (agua) adecuada a nuestras necesidades.

Teniendo en consideración que la modificación de nuestros hábitos nutricionales sumado al incremento de actividad física son los pilares básicos, el recurrir en ocasiones a la asociación de plantas como el fucus puede colaborar y ayudar.